DISEÑO

El atornillado directo permite al proyectista un juego infinito en la disposición de las bandejas.

Los sistemas actuales exigen un aparejo rectilíneo, con líneas verticales y horizontales ordenadas, a no ser que se dupliquen los sistemas auxiliares de montantes y grapas, con el consiguiente aumento de costes.

Z·system permite, sin aumentar el coste, cualquier diseño de aparejo (ortogonal, transcorteado, diagonal…) puesto que cada bandeja es independiente de las demás.